Lo que nos dejó la Construcción en Seco en 2021

Ya sea para edificación sobre terrenos propios o en altura ambientes, la aceptación que está teniendo el sistema de construcción en seco en las familias argentinas es cada vez mayor. Según fuentes del sector, hay más de 8.000 viviendas en distinto grado de ejecución en todo el país.

Es una excelente opción para quienes disponen de ahorros y necesitan edificar su vivienda en poco tiempo, algo que la construcción húmeda no puede cumplir. Si a ello se le suman sus ventajas en términos de eficiencia energética y durabilidad, la apuesta por esta modalidad constructiva tiene un enorme potencial.

Expertos de la industria coinciden en que uno de los mayores desafíos del 2022 estará en el afianzamiento del sistema para la construcción de edificios multifamiliares o de usos mixtos de media altura, aprovechando la flexibilidad y adaptabilidad del steel framing.

Es una tendencia que tuvo su explosión como producto de la pandemia. Las familias vieron la oportunidad de alejarse de los grandes centros urbanos, lo que generó una alta demanda de construcción de casas, edificios e incluso barrios enteros en cortos plazos de tiempo.

¿Qué nos espera en 2022?

Por un lado, la entrada en vigor de la ley de etiquetado de viviendas en varias provincias otorga un marco de confianza más sólido para quienes están pensando en construir en seco.

Por otro, la Reglamentación Técnica del Código de Edificación de la Ciudad de Buenos Aires, logró que los proyectistas de obras civiles puedan emplear estos sistemas en sus proyectos sin necesidad de solicitar excepciones.

Este marco trajo mayor previsibilidad y legalidad para los bancos, que ya aceptan este método constructivo para brindar créditos. Algo que impulsará la economía y la construcción nacional.

El desafío: mano de obra calificada

Este repunte de la construcción representa el desafío, o más bien, la necesidad de contar con trabajadores calificados.

La ventaja del sistema del steel frame es que la capacitación se adquiere en poco tiempo. Está comprobado que un operario es capaz de interpretar planos y montar la estructura de una vivienda simple con una instrucción teórico-práctica de sólo 40 horas.

Si a esto se le suma la implementación de la Norma IRAM IAS U 500-248 a cargo del Instituto Argentino de Siderurgia, se estima que en el segundo semestre de 2022 podrían comenzar los exámenes de calificación voluntaria de supervisores de obras de steel frame.

Esto permitirá a los constructores contar con planteles de capataces e inspectores de obra calificados, y a los usuarios finales tener una herramienta extra para diferenciar la oferta entre los que cuentan con personal certificado y los que no.

Fuente: Infobae