Soluciones Knauf para lograr ambientes más confortables y ecológicos

SUSTENTABILIDAD: CALOR DE HOGAR Y CONCIENCIA ECOLÓGICA

El confort térmico es la sensación de disfrutar la temperatura justa en un espacio climatizado, y es uno de los requisitos fundamentales para "sentirse en casa".

Pero mantener los espacios interiores a una temperatura agradable tiene su costo: calefaccionar y acondicionar el aire de las viviendas consume gran cantidad de recursos energéticos.

En Alemania, por ejemplo, los hogares demandan casi la mitad de la energía requerida en todo el país.

Resolver los problemas ambientales del planeta tiene mucho que ver con el ahorro de energía en la propia casa. Y el aislamiento térmico es fundamental a la hora de lograrlo.

LA CONSTRUCCIÓN ARGENTINA Y EL AISLAMIENTO TÉRMICO

Los muros simples de ladrillo macizo y hueco fueron y siguen siendo la base de la construcción tradicional en la Argentina. Estos muros por sí solos no ofrecen un óptimo rendimiento en lo que se refiere al aislamiento térmico, por lo que los viviendas de categoría se empezaron a construir con muros dobles con distintas combinaciones, siendo las más comunes:

ladrillo macizo + ladrillos hueco
ladrillo hueco + ladrillo hueco

En los casos donde la vivienda es de mediana o baja categoría con muros simples, es frecuente que aparezcan problemas de aislamiento térmico, que se compensan con excesiva calefacción o refrigeración de los ambientes. En las viviendas de baja categoría, a veces no es posible que se pueda compensar de esta manera, por falta de recursos. En ambos casos es muy común que aparezcan problemas de condensaciones en muros y techos exteriores, con dificultosa solución.

Con los sistemas Knauf, se mejora enormemente el confort interior de los ambientes. Al optimizar el aislamiento térmico de los espacios, se ahorran costos de energía y a la vez que se incorporan prestaciones de protección contra el fuego y control acústico.

VENTAJAS DEL AISLAMIENTO Y CONFORT TÉRMICO CON KNAUF

• Mejora la calidad de vida de los usuarios al crear un clima agradable y estable.

• Prolonga la vida útil de las viviendas, al eliminar condensaciones en los muros exteriores.

• Mejora la salud de los usuarios, al mantener a los edificios libres de humedad.

• Disminuye al máximo las demandas de energía para calefacción y refrigeración, reduciendo así el consumo de combustibles destinados a tal fin.

• Promueve un ahorro inicial en costos de equipos e instalación de calefacción y refrigeración.

• Promueve un uso más racional de los recursos naturales renovables y no renovables


CONSULTÁ MAS INFORMACIÓN BENEFICIOS > CONTROL TÉRMICO